lunes, 17 de febrero de 2020

Eslovenia IX - Vintgar Gorje

Lo primero que pensé al ver este nombre es que había una errata, ya que garganta en inglés se escribe gorge. Investigando, descubrí que Vintgar significa lo mismo, pero en esloveno, y que Zgornje Gorje era el nombre de la localidad junto a la que se ubica. Misterio resuelto, pues. También es conocida como Blejski Vintgar o garganta de Bled.




De Eslovenia ya os he hablado otras veces, pero para los nuevos, os aclaro que estamos en la Semana Santa de 2009, en uno de los países más verdes de Europa, pero que todavía estaba saliendo del invierno. Las aguas pertenecen al río Radovna, que excava aquí un cañón de 1,6 km de largo.





Las paredes varían en altura, de 50 a 100 metros, así como en anchura, y aunque en general el cañón es bastante amplio a veces parece que vayan a tocarse.





El río baja con prisa, formando rápidos y pequeños saltos de agua que se alternan con piscinas y pozas de aguas transparentes.







Fue descubierta en 1891 por Jakob Žumer y Benedikt Lergetporer. Poco después se instalaron las primeras pasarelas y puentes de madera para la observación y se abrió al público el 26 de agosto de 1893. El sendero es muy fácil de recorrer.




Es temporada baja y camino solo la mayor parte del tiempo, lo que me permite disfrutar del silencio, alterado tan solo por los sonidos propios del bosque y del correr del agua.




La garganta termina en la cascada Šum, de 13 metros de altura y cuyo nombre significa, literalmente, cascada ruidosa, justo bajo un puente para las vías del tren (Wikipedia). Al fondo tenemos los maravillosos Alpes Julianos.




Llegados a este punto, solo me queda deshacer el camino recorrido y volver al aparcamiento.



Creo que termino todas las entradas sobre Eslovenia de la misma forma, recomendando la visita a este precioso país.

15 comentarios:

  1. Me ha encantado el paseo por la pasarela de Vintgar Gorje Tawaki, un paisaje precioso. Gracias por traerlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que dan ganas de viajar hasta Eslovenia y perderse por estos parajes que nos traes.
    Me gustó mucho la larga exposición de la foto número14. Y la foto nº.27, parece una postal.

    ResponderEliminar
  3. Bonitos paisajes y senderos para recorrer.
    Saludos+

    ResponderEliminar
  4. Creía que había dejado aquí un comentario, pero por lo visto no le di a publicar.
    Decía que en el mundo el 97% aproximadamente del agua es salada y solamente el 1% de los recursos de agua dulce está disponible para el consumo.
    En muchos países especialmente africanos, les gustaría que este río Radovna estuviera en sus tierras y pudieran disfrutar y aprovecharse de el.
    Las fotos como siempre espectaculares.

    ResponderEliminar
  5. Curioso... En la provincia de Huesca, a las gargantas orográficas se las denomina gorgas...

    No conozco Eslovenia -cuando viajamos en coche a Rumanía, no solemos pisar suelo esloveno, sino que vamos por Austria y Hungría- pero esos paisajes de la fotografía son atrayentes. Todos los países del ex Telón de Acero guardan infinidad de tesoros geográficos que merece la pena conocer. A ver si el mes que viene, que toca ruta romanesca, nos desviamos del camino habitual; aunque, seguramente, vayamos en avión.

    ResponderEliminar
  6. Debe ser precioso ese paseo al lado del agua y no se ve tan impactante como el "Caminito del Rey" de Málaga. Vamos, que se puede recorrer tranquilamente disfrutando del paisaje.

    ResponderEliminar
  7. ·.
    Preciosos lugares, con unos paseos envidiable.
    Muchas de esas fotos podrían haber sido hechas en Cantabria, o en Asturias. Me encantan.
    Un abrazo

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
  8. A cor da água impressiona!
    Que natureza!
    Lindo demais...
    Obrigada pela sua visita lá na casa.
    Continuação de uma boa semana.

    ResponderEliminar
  9. Conchi, todo el país es una maravilla natural. Lástima que todavía fuese un poco pronto, pero un par de meses más tarde debe lucir espectacular.

    Contadora de Libros, pues ya sabes, avión a Venecia (que suele tener billetes más baratos) y a conducir hasta Eslovenia. Seguro que os iba a encantar caminar entre esos bosques.

    Mari-Pi-R, no solo de asfalto vive el hombre, je,je.

    Un jubilado, el agua es cada vez más escasa, y se está convirtiendo en un tesoro que pronto tendrá más valor que el oro. Cada lugar tiene sus cosas buenas y malas y lo bueno es que haya variedad, pero eso sí, con acceso al agua potable para todos.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  10. Una mirada, si tienes ocasión te recomiendo que le dediques unos días a las cuevas y a los inmensos bosques. Imagino que el turismo ha evolucionado mucho en esta última década. Cuando estuve yo apenas éramos cuatro gatos y la gente era muy amable. Guardo muy buen recuerdo de este viaje.

    Senior Citizen, este está a pocos metros del suelo, y las pasarelas están mucho mejor acondicionadas, así que no da miedo caminar por ellas.

    Alfonso, es que el paisaje del norte de España abunda en ríos y cañones que conviene descubrir sin prisa pero sin pausa.

    A Casa Madeira, la fuerza del agua le da espectacularidad, y poder disfrutarlo casi en soledad es una gran suerte.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  11. El Caminito del Rey actual ya es más seguro que el antiguo, pero, de todas formas, impone.

    ResponderEliminar
  12. Claro que, para impactantes, esas fotos con "efecto seda"...

    ResponderEliminar
  13. Senior Citizen, sí, leí que lo habían acondicionado. Menos mal, porque el que vi yo era una temeridad caminar por él. Me gusta el efecto seda y lo busco cada vez que puedo. Es una forma de dar vida al entorno, y de aprovechar ese agua que corre o que cae con velocidad.

    ResponderEliminar
  14. Una entrada maravillosa por lo agreste y natural. Dejé comentario pero no salió, seguro lo hice mal... pero sigo: Hermosas fotos y lugar, sobre todo la foto 21 me dio una gran paz. Gracias y beso

    ResponderEliminar
  15. Rosa María, Eslovenia es un país pequeño y desconocido, pero muy verde e interesante. Tuve la suerte de visitarlo cuando apenas recibía turismo, y disfruté mucho de estos rincones naturales. Gracias a ti.

    ResponderEliminar